deepresión, mucho más que estar triste

La depresión en España se ha convertido en los últimos años en un importante problema de salud pública. En otras palabras, hay más de 3 millones de personas afectadas por la depresión. Además, en algún momento de su vida, casi un 20% de las personas residentes en España ha presentado algún trastorno mental según los criterios del DSM-5, y un 8.4% lo hizo en el último año. 

La depresión se puede describir como el hecho de sentirse triste, melancólico, infeliz, abatido o derrumbado. Aunque la mayoría de nosotros se siente de esta manera de vez en cuando durante períodos cortos. El caso es que, el problema aparece cuando estos síntomas interfieren en varias esferas de la vida diaria y se mantienen en el tiempo. 

Los síntomas de la depresión incluyen: 

  • Estado de ánimo irritable o bajo la mayoría de las veces. 
  • Dificultad para conciliar el sueño o exceso de sueño. 
  • Cambio grande en el apetito, a menudo con aumento o pérdida de peso. 
  • Cansancio y falta de energía. 
  • Sentimientos de inutilidad, odio a sí mismo y culpa. 
  • Dificultad para concentrarse. 
  • Movimientos lentos o rápidos. 
  • Inactividad y retraimiento de las actividades usuales. 
  • Sentimientos de desesperanza o abandono. 
  • Pensamientos repetitivos de muerte o suicidio. 
  • Pérdida de placer en actividades que suelen hacerlo feliz, incluso la actividad sexual. 

Algunos sintomas de la depresión

Muchas personas tienen una idea equivocada de distintos aspectos que envuelven el fenómeno de la depresión. En otras palabras, la mayoría de la población tiene en mente que las personas con depresión están siempre tristes, pero también pueden experimentar: pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa  o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración e incluso ganas de poner fin a la vida.

Para mi la depresión es…

El Estudio Lundbeck indica que hasta el 60% de la población española asocia la depresión con una personalidad inestable y el 49% con un carácter débil. Pero, la realidad es muy distinta, en este trastorno influyen componentes químicos y biológicos que nada tienen que ver con el carácter de la persona, ni si es fuerte o débil. En resumen, la depresión aparece sin distinguir entre el tipo de personalidad, el estatus socioeconómico, edad o el género.

También, suele asociarse a factores externos o a hechos traumáticos. Sin embargo, en algunos casos, las circunstancias externas como el estrés pueden influir en la aparición de la depresión, mientras que en otras ocasiones la enfermedad puede aparecer sin ningún desencadenante claro. Por ejemplo, un día te despiertas y no quieres levantarte de la cama, no quieres relacionarte, no sientes motivación ni ilusión por nada… y los días se convierten en semanas… y las semanas en meses y no sabes porqué. Pues así es cómo lo describen algunas víctimas de la depresión. 

La depresión es un tema muy grave y está muy presente en nuestra sociedad, debemos hacer algo al respecto y se debe hacer ya.

Datos que alarman

  • Es la segunda causa de muerte en jóvenes.
  • Tienen 21 veces más riesgo de suicidarse.
  • Se ha multiplicado la venta de antidepresivos.

¿Qué más tiene que pasar para que se den cuenta de la importancia de invertir en el cuidado de la salud mental de las personas? 

Conoce a nuestras especialistas en depresión

Si tienes dudas sobre si puedes estar padeciendo depresión, haz nuestro test y recibe tu resultados orientativos al momento.

Referencias:

  • Fernández, C. (2019). Prevalencia de la depresión en España: Análisis de los últimos 15 años.  European Journal of Investigation in Health, Psychology and Education, 5(2), 267-279. 

  • American Psychiatric Association (2014). DSM-5: Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (5ª ed.). Panamericana.